Philippe Parreno

Philippe Parreno en la Turbine Hall

La Tate de Londres ha anunciado qué artista será el encargado de exhibir su obra en la Turbine Hall del museo. El elegido ha sido Phillippe Parreno (1964), un artista francés de origen español, que vive y trabaja en Paris y que desde los años noventa ha representado a una generación de artistas europeos preocupados…

 

Realistas de Madrid

Realistas de Madrid

El Museo Thyssen de Madrid organiza una exposición con más de 90 obras de artistas realistas, que aunque no se definen como grupo, sus trayectorias vitales y artísticas guardan relevantes puntos en común. Uno de ellos es la ciudad de Madrid, sus calles, edificios, sus gentes y lugares como la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en la que muchos compartieron aula.

En la muestra se podrá ver una selección de óleos, esculturas, relieves y dibujos, procedentes de colecciones privadas, de los propios artistas y de museos e instituciones internacionales. Obras que intentan mostrar la conexión de este conjunto de artistas que se mantuvieron alejados del informalismo, en pro del realismo, entendido de formas muy distintas por cada uno de ellos: el pintor Antonio López que comenzó a retratar Madrid impresionado por sus dimensiones, Amalia Avia y las “ausencias” en las calles madrileñas, Isabel Quintanilla y su marido el escultor Francisco López, Julio López, María Moreno y Esperanza Parada, también estarán presentes en esta exposición.

(Realistas de Madrid, Museo Thyssen de Madrid. Desde el 9 de febrero hasta el 22 de mayo de 2016.)

 

Realistas de Madrid

El Museo Thyssen de Madrid organiza una exposición con más de 90 obras de artistas realistas, que aunque no se definen como grupo, sus trayectorias vitales y artísticas guardan relevantes puntos en común. Uno de ellos es la ciudad de Madrid, sus calles, edificios, sus gentes y lugares como la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en la que muchos compartieron aula. En la muestra se podrá ver una selección de óleos, esculturas, relieves y dibujos, procedentes de colecciones privadas, de los propios artistas…

 

Inicio de temporada en el MARCO

Las primeras conversaciones que mantuve con Marisa Fernández (León, 1955) fueron en calidad de alumna durante las clases de escultura en la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra. Recuerdo una a mitad de curso: “Marisa, no dejas títere con cabeza, destrozas uno a uno…

Inicio de temporada en el MARCO

Inicio de temporada en el MARCO

Las primeras conversaciones que mantuve con Marisa Fernández (León, 1955) fueron en calidad de alumna durante las clases de escultura en la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra. Recuerdo una a mitad de curso: “Marisa, no dejas títere con cabeza, destrozas uno a uno todos los trabajos que te presentan los estudiantes, ellos por lo menos hacen algo y tú no tienes obra, ¿por qué no tienes obra?” -Porque no tengo nada que decir.

Fue la primera vez que la sinceridad me pareció un valor fundamental para la creación artística. Tenía veinte años y desde ese momento me planteo en cada exposición si las obras de arte que veo sobran o son necesarias dentro de la trayectoria del autor.

Sin ningún tipo de resentimiento o herida, Marisa Fernández se alejó sin hacer ruido de la generación de artistas que salieron de la Facultad de BBAA de Bilbao; Juan Luis Moraza, Txomin Badiola, Pello Irazu o la sombra de Oteiza. Han pasado más de 15 años desde aquellas clases y ahora me encuentro de visita en una exposición de carácter documental y retrospectivo que lleva por título, Je, je… luna. Curiosamente, puedo leer las salas del MARCO a través de las lecturas que por aquel entonces le obsesionaban: Vida y muerte de la imagen, Régis Debray. Todo lo sólido se desvanece en el aire, Marshall Berman. Y Baudrillard. Echando la vista atrás la coherencia entre los hallazgos e insomnios conceptuales de Marisa Fernández hace veinte años y su trabajo de por aquel entonces es aplastante. Hay obras que podrían ser imágenes de portada de esos ensayos o servir de ilustraciones a los capítulos. La seducción, la modernidad, lo moderno, diferencias y similitudes, porqués, tautologías, etc. Aquellas ideas siguieron obsesionándola cuando ya había dejado de manufacturar para museos e instituciones.

María Luisa Fernández. Artistas ideales, 1997.

María Luisa Fernández. Artistas ideales, 1997.

En los años 80 creó con Juan Luis Moraza el CVA (Comité de Vigilancia Artística) una suerte de tejido conceptual en el que ambos reflejaron el interés por los patrones de exhibición impuestos a la hora de presentar una obra de arte. Una de las piezas rescatadas de aquellos años e incluida en la muestra, Sin título, consiste en pedazos de marcos de madera ordenados a modo de paisaje, documentando en una vitrina la intención primera del CVA, la explosión de los límites: “Un buen día de los ochenta CVA dio la vuelta a un marco, la cosa que limitaba la mirada a un espacio reducido se amplía al resto del mundo, esta simple operación ingenua, casi al azar, dio como resultado no una actividad frenética por enmarcarlo todo, sino una operación de maravillosa contención: sólo marcos, sólo límites. Ojalá podamos mirar y maravillarnos sin tener que volver a enmarcar, sin tener que volver a representar”, (María Luisa Fernández: Consentimiento Natural. Autoentrevista, CVA, 1980-1984). La instalación de J.L. Moraza república (2014) en el Reina Sofía, es la versión extendida de esta obra Sin título del CVA.

La lectura y la interpretación constante de la representación de la mirada en Occidente, llevaron a la artista a expresar su personal desasosiego alrededor de 1995. En ese año Fernández publica Peroísmo, una de sus últimas obras, el manifiesto que se tragó a la manifestante: “Yo, habitante de la adversidad, de la oposición o de la contrariedad, he dispuesto para mi propio uso el peroísmo y no es más que la exhaustiva utilización de la conjunción adversativa Pero (…) Sí, pero no, se cree en ideologías. Sí, pero no, se desea una nueva identidad artística. Sí, pero no, sirven modelos de otros lenguajes. Sí, pero no, se desea ser crítico. Se intenta construir, pero resulta difícil”. Poco después de esta declaración de intenciones, Marisa Fernández dejó de tener algo que decir.

Je, je…luna comparte escenario con Kanala, la última instalación de June Crespo (Pamplona, 1982) para el espacio Anexo, con la que Ángel Calvo Ulloa cierra el ciclo de exposiciones Intertextual. Crespo incorpora formas cilíndricas huecas elaboradas artesanalmente y dispersas sobre el suelo del espacio acristalado, cubierto con una impresión digital en blanco y negro. La disposición de los elementos hace que el lugar sea transitable sólo con la mirada. Los volúmenes vaciados de June Crespo dialogan con los materiales de las obras de Marisa Fernández; de algún modo, el acercamiento a los procesos de invasión del espacio museístico son pausados, limpios, magnéticos. Los mundos imaginarios que las dos artistas señalan con sus obras predisponen al espectador a una experiencia silenciosa y serena, gracias a la ausencia de justificaciones, argumentos de sobra, disculpas o contrafuertes discursivos para mantenerse en pie.

June Crespo. Kanala (detalle), 2016.

June Crespo. Kanala (detalle), 2016.

En unos días también inaugura en la planta primera del MARCO la tercera mujer en discordia, Grace Schwindt (Alemania, 1979) con Run a Home, Build a Town, Lead a Revolution. An Exhibition in Three Acts. La muestra cuenta con una selección de dibujos, textos, performances y películas en las que el interés por la crítica social y política entra en escena tomando como protagonista el impacto de la industria petrolera en la vida cotidiana.

Grace Schwindt. Performance.

Grace Schwindt. Performance.

Texto: María Peña Lombao

 

María Luisa Fernández. Je, je… luna. Comisaria: Beatriz Herráez. Hasta el 29 Mayo 2016

June Crespo. Kanala. Comisario: Ángel Calvo Ulloa. Hasta el 17 de Abril 2016

Grace Schwindt. Run a Home, Build a Town, Lead a Revolution. An Exhibition in Three Acts [Llevar una casa, construir una ciudad, liderar una revolución. Una exposición en tres actos] Comisarios: Agar Ledo, Gillian Park. Hasta el 15 de Mayo 2016

(Las 3 exposiciones en el MARCO, Vigo)

 

 

TITULARES

Philippe Parreno en la Turbine Hall

La Tate de Londres ha anunciado qué artista será el encargado de exhibir su obra en la Turbine Hall del museo. El elegido ha sido Philippe Parreno...

Electronic Superhighway

Desde los años sesenta, la evolución, desarrollo y posterior implantación de la tecnología, especialmente Internet, ha sido un tema de debate...

No hablemos nunca más del pasado

Es algo inevitable cuando se tiene pasado, cuando se tiene memoria. Hablar del ayer. De lo que pasó. No hablemos nunca más del pasado...

MÁS NOTICIAS

Las cenizas del ruiseñor

Lo que a simple vista parece un pájaro, es en realidad un ruiseñor, símbolo de la eterna juventud y la belleza inmutable que guarda tras de sí una historia…

Cada respiro

Un total de 5 pantallas muestran imágenes que parecen palpitar. Imágenes del cielo, del mar, del fuego que laten al ritmo de un corazón…

Ganadores del Infinity Award 2016

El prestigioso Centre International of Photography ha hecho público los nombres de los ganadores del premio Infinity Award 2016

Medio siglo de arte moderno

La galería de Ileana Sonnabend, fallecida en 2007, fue desde los sesenta un referente para Estados Unidos y Europa. Con…

Elena OchoA, premio al mecenazgo

La trayectoria de Elena Ochoa Foster ha sido reconocida con el Premio Iberoamericano de Mecenazgo 2016. A lo largode su carrera Ochoa ha trabajado en televisión…